Menú Principal

Evita el mal comportamiento de tus hijos

BLOG-COMPORTAMIENTO

Lógicamente ningún padre motivaría de forma deliberada el mal comportamiento de sus hijos, ya que esto les implica dificultades para relacionarse y crecer en sociedad, sin embargo, por desconocimiento o por imitación solemos repetir ciertas conductas que no son justamente lo mejor para educar a nuestros hijos. Te presentamos los 7 errores más comunes:

  1. Ser incoherente.

Cuando dices “no” debes mantener tu postura. Si ya decidiste que tu hijo no tendrá más dulces y le has dicho “hasta aquí”, pero él hace berrinche y terminas cediendo, entonces le estás comunicando inconscientemente que la forma para obtener lo que desea es hacer pataletas.

  1. No enseñarles que hay consecuencias.

Con la intención de tranquilizar a los niños, algunos padres suelen advertirles que habrá consecuencias por sus actos, diciéndoles cosas como: “si vuelves a hacerlo, te apago la televisión, o no vas a salir a jugar con tus amigos, etc”. Pero más tarde olvidan aplicar la sanción, entonces los niños dejan de escuchar y atender las órdenes de los padres, ¿para qué seguirlas si no hay consecuencias?

  1. Justificar su comportamiento.

Si cada vez que tu hijo se porta mal, sueles decir “es que está cansado”, “tiene sueño”, “no ha comido”, etc. Puedes estar fomentando su mal comportamiento. Claro que no podemos pedir que siempre estén de buen humor, pero no debemos justificarlos todo el tiempo.

  1. Amenazar.

Intimidar no es la mejor manera de educar; incluso puede ser dañina. En un experimento,  investigadores encontraron que los niños a quienes les prometieron castigarlos severamente si mentían, eran más propensos a mentir.

  1. Gritar.

Levantar la voz no asegura que tu hijo te va a entender mejor, lo ideal es tranquilizarte y tratar de ser claro con lo que quieres decir. Si acostumbras gritar puedes dañar la relación con tu hijo, mejor acude al diálogo y escucha atentamente.

  1. Imponer castigos corporales.

Según estudios, cuando un niño recibe castigos corporales puede hacerse agresivo, cerrado y de baja autoestima. Además es más probable que aprenda a evitar el dolor, a que entienda que tiene que cambiar su comportamiento.

  1. Divertirse con su comportamiento.

Sí, es posible que tu hijo te parezca tierno o adorable cuando dice alguna grosería o se comporta caprichoso, pero es muy probable que a la demás gente no le guste e incluso al paso del tiempo se convierta en algo molesto. Hay que inculcar el respeto a los demás, así tendrá relaciones más sanas con quienes lo rodean.

Por supuesto, mucho depende de la edad. Los niños pequeños todavía no saben lo que es bueno y lo que es malo, y se comportan mal sin darse cuenta. Sin embargo, lo absorben todo como una esponja, y si han aprendido qué se puede hacer y qué no, en el futuro no habrá problemas.

Te compartimos estos consejos porque consideramos que los valores se aprenden en el hogar y éstos son básicos para crecer como sociedad y lograr que todos vivamos con propiedad.

Fuente: abt.cm/24PvqKS