Menú Principal

5 aprendizajes clave para la convivencia

011

Así como la vida intrafamiliar es importante para ser feliz, de la sana convivencia con tu comunidad depende en gran parte tu calidad de vida. A continuación un pequeño manual para la armonía ciudadana*:

  1. No agredas al otro: se dice quela paz no es la ausencia de conflictos sino la resolución de estos sin eliminar al otro, y no solo se puede eliminar al otro literalmente sino en todos los sentidos, por ejemplo,eliminamos al congénere cuando le impedimos que se exprese o cuando lo ignoramos. Si pensamos que no existen los enemigos sino los opositores ya es un buen avance para aceptar que el de enfrente no esté de acuerdo con uno.
  2. Comunícate: explica, sustenta y defiende con razones tus puntos de vista. Habla con tranquilidad y claridad para que el otro se pueda poner en tu lugar y entienda tu punto de vista.
  3. Interactúa: No podemos conocer ni ser amigos de todos, pero, si nos comportamos teniendo siempre en mente que el otro es nuestro socio de barrio o nuestro co-dueño de país, entonces el objetivo de nuestros encuentros será conseguir bienes que le hagan bien a nuestra sociedad: bienes colectivos. La clave de la interacción es sencilla: “Di lo que vas a hacer y cumple lo que dijiste”. La transparencia de las intensiones es básica para la sana convivencia.
  4. Decidir en grupo: Para que un colectivo avance hacia sus objetivos y permanezca unido se deben buscar acuerdos que convengan a todas las partes. Tal vez no sea posible lograr satisfacción al 100% para todos, pero sí en un nivel de agrado general con los acuerdos que ronde por el70% u 80%. Es más si una de las partes está 100% satisfecha con los acuerdos, probablemente valga la pena revisar si la otra parte no salió sintiendo que perdió en la toma de decisiones. Así pues para decidir en grupo es tan importante convencercomo dejarse convencer (con argumentos y con compromiso de las partes). Cede y aprende a recibir concesiones sin sentirte ganador o superior.
  5. Cuidarse y cuidar el entorno: Juntos tenemos la fuerza del colectivo, la fuerza creativa, la fuerza de la solidaridad, por eso debemos de cuidarnos unos a otros. De igual manera un entorno sano no solo nos beneficia a cada uno sino que nos es necesario a todos por igual. por eso vale la pena contribuir por su calidad.

Beneficios: Si logramos cumplir estos 5 puntos, lograremos mucho. Y lo mejor es que son los mismos consejos que una vez aprendidos aplican para parejas, familias, vecinos y conciudadanos.  Viviendo bien CON otros: conviviendo.

*Los preceptos de la convivencia social a los que hace referencia el texto fueron formulados por J. B. Toro (filósofo y educador).